La Neurorradiología Intervencionista o Neurocirugía Endovascular es un área de dedicación especializada orientada al tratamiento mediante técnicas mínimamente invasivas de enfermedades del sistema nervioso central, médula espinal, columna vertebral y región de la cabeza y cuello. La mayor parte de las intervenciones que realizamos se efectúan con pequeños tubos (microcatéteres) que desde la ingle, tras puncionar la arteria femoral, o desde otros accesos arteriales como la arteria humeral, nos permiten acceder a los vasos del cerebro, del cuello y de la médula. También realizamos técnicas percutáneas, por punción directa de la piel, abordando estructuras como las vértebras o los discos intervertebrales.
El gran avance de estas técnicas endovasculares en los últimos años ha permitido el tratamiento de patologías muy graves, ofreciendo menos riesgos que la cirugía tradicional y unos tiempos de convalecencia inferiores.
El desarrollo de estas técnicas permite desde hace poco tiempo el tratamiento de ictus isquémicos graves mediante la cateterización selectiva de la arteria cerebral ocluida y la extracción del trombo causante de la isquemia.
Además del tratamiento del ictus isquémico agudo, las embolizaciones de aneurismas cerebrales y malformaciones vasculares cerebrales y medulares , las estenosis carotídeas, estenosis arteriales intracraneales, las embolizaciones de malformaciones vasculares craneofaciales, tumores cerebrales y de la región de la cabeza y cuello, como único tratamiento o previas a la cirugía, y las vertebroplastias y cifoplastias para el tratamiento de aplastamientos y/o fracturas vertebrales relacionadas con osteoporosis, traumatismos y tumores, son las patologías más comunes en las que desarrollamos nuestra actividad.